Ciclismo

Beneficios ambientales de las bicicletas

En el año 2009, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 22 de abril como el día internacional de la Tierra. Esta fecha se viene celebrando tradicionalmente desde el año 1970 con el objetivo de concientizar a la humanidad acerca de los problemas que sufre el medio ambiente. Dentro de estos problemas cabe resaltar la sobrepoblación y la contaminación. De igual manera, este día también tiene el objetivo de concientizar acerca de la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales. 

En este 2020 se celebra el 50 aniversario de la celebración del día de la Tierra. En honor a este día, queremos dar a conocer algunos de los beneficios que tiene el uso de la bicicleta para nuestro planeta.

1. Cero emisiones tóxicas

La bicicleta es un medio de transporte 100% amigable con el medio ambiente ya que podemos utilizarlo para transportarnos sin la necesidad de contaminar al emitir dióxido de carbono en el aire. De hecho, por cada kilómetro que viajamos en bicicleta en lugar de utilizar el carro evitamos la emanación de aproximadamente 300 gramos de dióxido de carbono. 

Cabe resaltar que las emisiones de dióxido de carbono por vehículos motores es un gran problema para nuestro país. A nivel nacional, las calles congestionadas arrojan alrededor del 75% del total de emisiones de dióxido de carbono.

Tráfico

2. Aire más puro

Además del dióxido de carbono, los vehículos motores también emiten otro tipo de gases que producen el efecto invernadero tales como el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno. Estos gases, generalmente retrasan la formación de ozono e hidrocarburos. 

El mayor problema con las emisiones de estos gases es que limitan el proceso de fotosíntesis en las plantas. Este proceso consiste en que las plantas consumen el dióxido de carbono que hay en el ambiente y emiten oxígeno, purificando el aire. 

Cuando utilizamos la bicicleta, tampoco estamos emitiendo este tipo de gases, logrando que haya un aire más puro para todos.

Bici con árbol

3. Agua más limpia

Los vehículos motores no solo emiten gases que perjudican al ambiente, también dejan residuos como aceite y combustible. Estos residuos se filtran en el ciclo del agua y pueden llegar a contaminar fuentes de agua. 

La bicicleta por otro lado, no requiere de ninguna otra fuente de energía más que la de nosotros mismos para pedalear. Esto no genera ningún tipo de contaminación que ponga en riesgo nuestras fuentes de agua.

Agua

4. Estar más conectados con la Tierra

Al transportarnos en bicicleta, logramos estar más conectados con nuestro entorno e interactuar más con él. Esto nos permite crear una mayor concientización ambiental sobre el mundo que nos rodea. 

También, al salir en bicicleta recibimos más aire fresco, cosa que cada vez es más difícil conseguir en nuestro día a día.

Bicicleta y camino de tierra

5. Ciudades menos contaminadas

Las ciudades suelen ser los lugares más contaminados ya que es donde se suelen presentar una mayor aglomeración de personas y más concentración de vehículos. Sin embargo, utilizar la bici para transportarnos dentro de la ciudad nos puede ayudar a crear una ciudad más limpia. 

En primer lugar, al utilizar la bicicleta para transportarnos por la ciudad en lugar de nuestro carro, ayuda a emitir menos gases tóxicos y residuos como se explicó anteriormente. 

Sin embargo, las ciudades generalmente suelen ser el foco de otro tipo de contaminación debido a la cantidad de gente que concentran: la contaminación sonora. La bicicleta es un transporte libre de ruido. Al usar la bicicleta también reducimos este tipo de contaminación muy presente en las ciudades. 

La Sabana

Estos son solo algunas de las razones por las cuales la bicicleta es un medio de transporte que aparte de llevarnos donde queramos, es amigable con el medio ambiente. Al utilizar nuestra bicicleta en lugar del carro o un vehículo automotor estamos brindándole muchos beneficios a la Tierra, que es nuestro hogar y por ende son beneficios para nosotros mismos. Recordemos que al cuidar al planeta nos cuidamos nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.